5 Consejos para comer sano fuera de casa. Restaurante SantaMasa en Barcelona

¿Es posible comer sano fuera de casa? ¡Claro que sí! Te lo enseño en el ejemplo del restaurante SantaMasa en Barcelona.

Hace poco fuimos al restaurante SantaMasa en Barcelona que abrieron su nuevo local en el barrio de Sant Antoni. Había oido buenos comentarios de sus restaurantes en San Cugat, Sabadell y por la zona de Sarría, así que tenía buenas expectativas.

El mismo día estábamos grabando el vídeo “Mi novio comiendo saludable por 24h”, por esto nos tocó escoger que todos los platos sean sanos para cumplir el reto 🙂 Te invito a verlo y díme en los comentarios si ha superado el challenge.

Ahora vamos al lío. ¿Cómo comer saludable en un restaurante?

1. Mira la carta con antelación.

A veces tenemos hacer el pedido rápido o la carta resulta ser tan extensa que nos perdemos y al final terminamos ordenando lo primero que vemos en el menú. Pero si revisas la carta antes de venir (en la mayoría de restaurantes podéis consultarla en la web, en TripAdvisor o en Google Maps) vas a tener una idea más clara de que escoger y evitarás pedir platos “al asar”. Justamente esto fue lo que hicimos.

2. Incluye las verduras frescas, asadas o cocidas. 

Aplica ese consejo no solo en restaurantes, sino que en tu día a día. Aumentar el consumo de verduras es lo primero que deberías hacer si quieres mejorar tu alimentación. ¡Y ojo! Las verduras fritas o rebozadas no valen, ya que preparados de esa manera pierden todo su provecho y aportan un extra de calorías. Escoge los vegetales frescos, verduras asadas, hechas al vapor o cocidas.

Si pides una ensalada ten cuidado con los aderezos – a menudo la salsa puede convertir un bowl de verduras en una bomba calórica que te vas a comer sin darte cuenta. Es mejor si pides la salsa aparte y agregas la cantidad que consideras necesaria. Si usas como el aliño el aceite de oliva también cuidado con las raciones – una cucharada es más que suficiente, así que intenta no salir de ese número.

Otra buena opción es el hummus que va genial como entrante para compartir y aún más si en vez de pan lo acompañas con crudités de verduras como zanahoria, pepino, pimiento etc. Lo mismo pasa con el guacamole – es una buena fuente de grasa saludables, pero si lo acompañas con un montón de nachos ya deja de ser tan sano.

En SantaMasa pedimos la ensalada de queso de cabra que estaba buenísima por el toque dulce que le daba la manzana asada, y el hummus (aunque, como veis del vídeo, ese apenas lo probé jeje).

3. Que no falte la proteina.

Por lo general, el problema más grande de salir a comer fuera puede ser que la mayoría de los platos se basan de carbohidratos como el arroz, la pasta o el pan, ya que es una materia prima barata. ¡Pero que no cunda el pánico!

No significa que no puedes disfrutar de estos alimentos comiendo fuera. Simplemente trata de complementarlos con alguna fuente de proteína que te va a saciar mucho más y por un rato más largo. De hecho por eso siempre procuro comer en el orden: verduras – proteínas – carbohidratos, ya que de esa manera me aseguro de saciarme con los dos primeros grupos y no pasarme con los hidratos.

Por ejemplo, esta vez me pedí una coca con ventisca de atún. Otra opción puede ser el pollo o la carne magra, huevos (no fritos), pescado o proteína de origen vegetal como productos con soja, seitan o legumbres. 

4. Moderación con el queso.

Otro producto común que usan en restaurantes de muy generosamente es el queso. ¿A quien no le gusta una pizza con mucho queso fundido o un plato de pasta bien cargado de parmesano? Nadie va a negar que está delicioso, pero en cantidades grandes aporta un exceso de calorías y grasas.

No pasa nada si te comes una pizza con mucho queso de una manera puntual y la disfrutas (¡para esto vivimos, para disfrutar!). La otra cosa es si sueles comer o cenar mucho fuera y cada vez te pides uno platazo de estos  (o cualquier otro que supone una combinación de carbohidratos simples y mucha grasa) más tarde te puede pasar la factura.

Así que es mejor que para tu día a día optas por versiones más ligeras, como esta pizzeta con verduras asadas y pesto casero que pedimos el otro día.

5. Toma agua.

No me cansaré de repetir que no hay mejor bebida en el mundo que el agua. Y si no quieres sumar a tu dieta azucares y calorías extra evita los refrescos, los tés azucarados o bebidas alcohólicas y pídete una botella de agua o un té sin azúcar.

Para que sea “más divertido” suelo pedirme agua con gas y limón. De esa manera tienes la sensación de tomar un refresco de una manera totalmente saludable. 

P. S. Y de poste…

Lo ideal es comer los suficiente para que no te apetezca ningún postre. Pero si no puedes acabar tu comida sin algún dulce revisa si en la carta tienen fruta fresca o algún postre a base de yogur, por ejemplo.

A mi me hicieron trampa y al final terminamos comiendo ese cheesecake de frutos rojos. Eso sí, estaba totalmente delicioso y disfrute de cada trocito… 😉

Comparte este post si estos consejos te han sido útiles para que más gente los vea y, por supuesto, recuerda de aplicarlos en práctica para que te ayuden de verdad.


Quizás te interesaría hechas nu vistazo a estos artículos también:

POR QUÉ Y CUÁNTA AGUA HAY QUE TOMAR | TRUCOS Y CONSEJOS PARA BEBER MÁS AGUA

¿ES MALO NO DESAYUNAR? | MITOS DE ALIMENTACIÓN

8 TIPS PARA ESTAR DE BUEN HUMOR | CÓMO LEVANTAR EL ÁNIMO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *