7 ERRORES DE CONTAR CALOÍRAS | COMO BAJE 15 KG EN 3 MESES

¿Contar o no contar calorías? Hoy os cuento mi experiencia con ese método para adelgazar y los errores que cometí cuando bajé 15 kg en 3 meses para que hagáis vuestras conclusiones.

Por si no lo sabíais, las calorías son la energía que obtenemos de alimentos (de comida y bebidas). Según la regla principal, si ingerimos más calorías de lo que gastamos a lo largo del día solemos almacenarlas en forma de grasa y si consumimos menos calorías de lo que gastamos perdemos peso.

A menudo cuando subo alguna receta, especialmente en Instagram, me preguntáis cuantas calorías tiene. A lo que os suelo contestar que NO CUENTO CALORÍAS, sin embargo hubo tiempo cuando lo hacía y creo que tuvo sus pros y contras. 

En mis historias destacadas en Instagram tenéis guardada toda la explicación de mi cambio físico y mental y hoy os contaré solo del periodo cuando contaba calorías para que veis si ese método para adelgazar os funcionaría o no.


Empezando desde el principio, yo era una niña rellenita y tenía complejos por mi físico. Nunca me gustaba el ejercicio físico y mucho menos juegos en equipo. Era muy poco activa. Pasaba los días en casa estudiando, viendo la tele, jugando en el ordenador y picoteando por aquí y por allá.

Así a los 16 años llegue a pesar 75 kilos lo que para una adolescente de esa edad era bastante. 

Allí fue cuando un día me apunté a un programa de 3 meses de contar calorías que prometía resultados increíbles (de hecho mi papá ya lo había hecho y ha perdido bastante peso). Se basaba en 3 pautas:

  1. Contar calorías haciendo un menú y pesando las comidas diariamente.
  2. Tomar unas pastillas homeopáticas que ayudaban a que el proceso sea más fácil.
  3. Escuchar a diario unos audios que hablaban sobre el culto de la comida en nuestra vida, algunas cintas incluían NLP (programación neurótica lingüística) que calmaban la ansiedad y en cierta manera formaban un rechazo a algunos alimentos como la comida basura y tris productos altos en calorías.

Mi objetivo fue perder 15 kilos y lo he conseguido, pero a la vez cometí muchos ERRORES que tenían sus consecuencias no solo durante el programa, sino que a lo largo de muchos años después de terminarlo.

Así que espero que os sirvan como una aversión si estáis pensando empezar contar calorías o estáis con ello.

1. LLEVAR EL CONTROL DEMASIADO ESTRICTO

Desde el primer día cuando empecé con el programa estaba súper motivada, tenia mucha ilusión por ver el resultado y me puse muy estricta con todas las normas. Calculaba las calorías hasta las más pequeñas, no me permitía salir del límite ni por muy poco, incluso siempre intentaba que mi consumo sea aún menos de la norma para no pasarme por si acaso.

2. PESARSE DEMASIADO A MENUDO

Me pesaba cada día y cada gramo perdido me motivaba aún más y al revés, si no había cambios, me ponía aún más estricta con los cálculos.

3. NO FIJARSE EN LA CALIDAD DE LOS ALIMENTOS

Lo único que aprendí era que tenia que escoger alimentos con menos calorías posibles. En aquel momento no tenia ni idea sobre el balance macro nutrientes en la dieta y llevaba una alimentación descontrolada en este sentido y solo me guiaba por las calorias.

4. TENER MIEDO A CIERTOS PRODUCTOS

Empecé a tener miedo no solo a productos poco saludables como el fast food y dulces industriales, sino que a los alimentos sanos como cereales, pan integral, aceite de oliva etc.

5. TERMINAR EL PLATO AÚN CUANDO YA ESTÁS LLENO

Al formar la mayoría de mis platos con productos bajos en calorías para llegar al consumo diario recomendado tenia que poner mucha cantidad de esos alimentos. Mis platos salían bastante abundantes e, incluso cuando ya me sentía llena, las terminaba hasta el final porque sentía esa necesidad de acabarlo todo.

Por esta razón, cuando ya había dejado de contar calorías tuve problemas con controlar mis raciones y tuve que aprender de nuevo a hacerlo.

6. NO HACER EJERCICIO 

Como os dije siempre odiaba el ejercicio físico y mi sueño era bajar de peso sin mover ni un dedo lo que era totalmente erróneo. Al perder los kilos juntos con la grasa perdía masa muscular y me veía flácida y nada tonificada.

7. NO DARSE CUENTA DE QUE NO ES PARA SIEMPRE 

Tras perder casi 15 kg estaba muy contenta por verme y sentirme mejor. Pero por otro lado tenia muchísimo miedo de volver a coger ese peso y seguía manteniéndome en el nivel calórico de pérdida de peso.

Seguir controlando mi ingesta calórica de una manera incorrecta me causaba mucha ansiedad y el sentimiento de culpa por no poder controlarme tan estrictamente como antes. Dentro de unos años se volverá un problema más grande que son los atracones de comida, a cual me afronté ya estando en España. Pero, gracias a Dios, ya lo he superado, aunque me tomó mucho tiempo.


CONCLUSIÓN 

¿Al final, es malo o bueno contar calorías?

No quiero decir que contar calorías es malo y que no funciona, a alguien si que le puede funcionar.

Creo que está bien si una persona tienen un conocimiento general de que hay productos más y menos calóricos para seguir un poco el sentido común (saber que no puede echar a una ensalada medio litro de aceite de oliva o comerse un tarro de peanut butter aunque sea saludable).

PERO hay que ser conscientes de varias cosas:

  1. El cálculo de calorías es muy aproximado. Incluso las calorías q nos ponen en las etiquetas o siempre sin ciertas. Lo mismo pasa con relojes y aplicaciones de actividad física: el número que muestra puede variar mucho de la realidad dependiendo de una persona y no podemos justificar que nos comimos una bolsa de patatas fritas porque quemamos 600 calorías solo porque lo muestra el reloj.
  2. No todas las calorías son iguales. Lo que pasa a menudo es q las personas se fijan mucho en los números, pero las calorías de la comida real no son las mismas que de la comida chatarra.
  3. No es sostenible en el tiempo. Es casi imposible una persona pase toda su vida contando calorías. Por esto si comenzamos con este plan hay que saber salir de ello o adquirir los hábitos saludables que formen parte de vuestra vida.

Espero que ni historias os ha ayudado en algo y no hagas los mismos errores que yo. Si os haya sido útil este artículo compartidlo en vuestras redes sociales para que aún más gente aprende más de ese tema.

¡Un saludo y un abrazo muy grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *