8 consejos para aprender a cocinar sano, fácil y sin estrés

¿Quieres empezar a cuidar tu alimentación, pero te resulta difícil aprender a cocinar sano en casa? Toma nota de estos consejos, te ayudarán a mejorar tu menú de una manera fácil y sin esfuerzo.

¿Sabías qué una las principales razones de porque muchas personas no consiguen mantener una alimentación saludable es porque no saben cocinar? Si estás en la misma situación te recomiendo que empieces a implementar los trucos que te cuento a continuación.

Este artículo es una colaboración con Food in the Box, en su página web encontrarás planes semanales de recetas saludables a domicilio – te traen todos los ingredientes directamente a casa y resulta muy práctico si quieres ahorrar tu tiempo, el dinero y, lo más importante, cuidar tu salud y la de tu familia.

Ahora si, vamos con los consejos:

1. DI NO A LAS PROHIBICIONES

¿Alguna vez te has prohibido comer carbohidratos por la noche o quizás has dicho que no volverías comer el chocolate en tu vida y después solo pensaste en un plato de pasta para cenar o en una tableta de chocolate? Es lo que pasa cuando nos prohibimos algo y es la reacción normal de nuestro cerebro.

Seguro que has oido que comer saludable no significa estar a dieta, ni pasar hambre, pero a pesar de esto muchas personas asocian la alimentación saludable con comer poco, eliminar algunos alimentos como carbohidratos o grasas, comer según ciertos horarios… Estos mitos comunes de alimentación hacen que el proceso de empezar a comer más saludable sea mucho más difícil.

Así que, por favor, no te estreses.Recuerda que no no deberías eliminar ningún tipo de macro nutriente de tu alimentación y que en tu menú siempre deben estar presentes los carbohidratos complejos, las proteínas y las grasas saludables.

2. HAZ PEQUEÑOS CAMBIOS

En vez de hacer cambios radicales intenta ir poco a poco. Por ejemplo, si eres un goloso y no puedes imaginar tu vida sin Nutella intenta reducir las cantidades: «fíjate un horario» y en vez de comerla a diario date el capricho cuatro días por semana, después tres, después dos… o si antes un bote te duraba 2 semanas ponte meta de que dure tres y luego cuatro semanas… también puedes buscar recetas de Nutella saludable y hacerla en casa.

¿Tu debilidad son las pizzas del bar en la esquina y sueles pedir una pizza cada fin de semana? Redúcelas a una vez al mes y el resto de las veces prepara tu pizza casera en casa con ingredientes más saludables.

No hagas cambios bruscos. Aunque tu intención es cuidarte para tu organismo y para tu mente puede ser demasiado estrés.

3. PLANIFICA TU COMPRA

Haz una lista antes de ir al súper o anótala los productos que faltan a lo largo de la semana. Planificar tu compra te ayudará:

  1. Para evitar las tentaciones de comprar «esas galletitas, patatas fritas» y otras cosas que solemos meter al carrito de compra si vamos al súper sin planificar.
  2. Para asegurarte que tienes a mano los ingredientes saludables e evitar la excusa de que «no hay nada para comer en casa» para pedir tu pizza favorita.

4. LEE LAS ETIQUETAS

Leer las etiquetas es lo esencial cuando vas de compra y para aprender a cocinar saludable. Lo más importante en que debes fijarte es la cantidad de azúcares (que no sea demasiado alta) y conservantes (todo tipo de «E»), intenta evitar estos productos y buscar sustitutos más saludables y naturales.

5. HAZ UNA LISTA DE INGREDIENTES SALUDABLES

¿Qué es lo mejor de aprender a cocinar saludable? ¡Qué puedes versiones casi cualquier receta y prepararla en versión más sana! Te dejo algunas de las posibles alternativas que puedes hacer parar recrear tus platos favoritos en versión healthy:

  • Azúcar blanca – stevia, puré de dátiles, plátano muy maduro, xylitol, panela molida, sirope de agave.
  • Harina blanca – harina de avena, integral, de centeno, de trigo sarraceno, de garbanzos, de arroz.
  • Aceite de girasol refinado – aceite de oliva virgen extra, aceite de coco.
  • Mayonesa – salsa de yogur con ajo molido y especias, aguacate, hummus.
  • Mermerlada – mermelada casera con fruta y stevia.

6. ENCARGA RECETAS A DOMICILIO

Una manera más fácil es buscar servicios de planes de comida o recetas a domicilio. Por ejemplo, en Food in the Box ofrecen planes semanales de recetas saludables a domicilio con envíos por toda España.

Vas a recibir todos los ingredientes exactos juntos con las instrucciones directamente en la puerta de tu casa y lo único que tienes que hacer es seguir el paso a paso, el buen resultado es garantizado.

Además todas las recetas en la página de Food in the Box contienen valores nutricionales y explican las propiedades de algunos ingredientes. Es una manera genial para aprender más de la alimentación saludable y equilibrada cocinando.

Anímate a probarlo, con el código de descuento «Katy» y este link tienes un descuento exclusivo de 10€ en la primera y 10€ en la segunda compra.

7. HORNEA EN VEZ DE FREÍR

Aparte de escoger los ingredientes más saludables el modo de cocción también importa. De nada sirve usar stevia o harina integral si luego vamos a freírlo con mucho aceite.

¿Qué hacer? ¡Hornear o usar air fryer puede ser una genial opción! Puedes encontrar miles de receta en internet y el resultado te va a sorprender.

8. USA LAS ESPECIAS

Por lo último, usa e diferentes especias para darle más sabor a tus comidas. Mis favoritas son curry, comino, pimentón, ajo en polvo… Y para las recetas dulces mucha canela, vainilla o cacao puro sin azúcar.


¡Espero que te hayan servido estos tips y te sientes inspirad@ para hacer unos pequeños cambios en tu alimentación y cuidarte más! Recuerda que si tienes alguna pregunta puedes enviarme un mensaje directo en Instagram a @healthykaty_es y estaré encantada ayudarte.