ALBÓNDIGAS DE POLLO AL HORNO CON CHUTNEY DE MELOCOTÓN Y CARDAMOMO

Al ser hechas al horno esas albóndigas de pollo son muy sanas y el chutney de melocotón y cardamomo les da el sabor muy exótico con un toque de cocina india.

El otro día me encontré con un blog muy curioso dedicado a tan solo una especia – el cardamomo. Me han parecido muy interesantes algunas propiedades de esa planta como el poder de aumentar el apetito y mejorar la digestión, además oí que se usa mucho en la cocina de países como India (¡me encanta su gastronomía!). Así que decidí hacer alguna receta con el cardamomo y probar que tal.

El resultado han sido estás albondigas de pollo con chutney de melocotón y cardamomo al estilo hindú que me han gustado bastante por el toque que le da esa salsita.

El cardamomo lo he comprado en una tienda a granel en semillas, pero también podéis encontrarlo en polvo en farmacias o supermercados. El aroma que tiene es realmente increible y es verdad que despierta bastante el hambre y abre el apetito.

A continuación os dejo la receta, por si queréis probarla y os animo que miréis más recetas con cardamomo en https://www.plantacardamomo.com/recetas/.

Ingredientes:

Para las albóndigas:

  • 2 pequeñas pechugas de pollo
  • 1 huevo
  • 1/4 cebolla
  • 1-2 dientes de ajo
  • 1 cucharita de mostaza
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharita de comino molido

Para el chutney:

  • 1 melocotón
  • 4-5 semillas de cardamomo o 1 cucharita de café de cardamomo en polvo
  • 1/2 cucharita de jengibre molido
  • 1 cucharita de cúrcuma 
  • 1 cda de aceite de coco

Para acompañar:

  • 1 calabacín mediano
  • sal rosa
  • pimienta negra

Preparación:

  1. Procesamos todos los ingredientes para hacer las albóndigas en una picadora hasta conseguir la textura deseada.
  2. Con la manos húmedas formamos unas bolitas y las exponemos en una bandeja para hornear.
  3. Al tener que encender el horno aproveché para hacer chips de calabacín que quedan riquísimos. Simplemente he cortado un calabacín en rodajas finas y después de exponerlo encima de papel para hornear le eché por encima un poco de sal rosa de Himalaya, pimienta negra y unas gotas de aceite de oliva.
  4. A continuación, ponemos la bandeja con las albóndigas y el calabacín al horno por unos 20 min a 200-220 grados (el tiempo es muy aproximado, así que es mejor si lo vais vigilando).
  5. Por mientras preparamos la estrella de este plato – el chutney de melocotón y cardamomo. Procesamos todos los ingredientes hasta que se hagan una salsa homogénea y la cocinamos en una hollita a fuego bajo hasta que empiece a bullir. No hace falta cocinarlo mucho, con 1-2 min es suficiente, simplemente para que cuando sirvamos el plato esté caliente.
  6. Cuando las albóndigas y los chips de calabacín estén listos los servimos con arroz (mejor el largo o basmati), agregamos el chutney de melocotón por encima y decoramos con un poco de perejil picado.

¡Qué aprovechen! Aparte de melocotón podéis experimentar y usar alguna otra fruta como, por ejemplo, la piña o el mango. Si lo haréis contadme que tal 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *