BORSHCH – la sopa típica eslava en 10 pasos

Borshch es el plato más conocido de Ucrania, también popular en Rusia, Polonia y otros países eslavos.

Es una sopa muy completa, nutritiva y saludable, ideal para los días de frio, aunque también se come durante el verano.

Os enseñaré la receta clásica, pero que sepáis que en cada región en Ucrania tiene su manera de prepararlo (ya no digo que en cada familia tienen sus trucos).

Ingredientes:

Para el caldo:

  • 1,5-2 litros de agua
  • 500g de carne de res o cerdo en su hueso
  • 1-2 hojas de laurel

Para el sofrito:

  • 2 remolachas medianas
  • 1 zanahoria grande
  • 3 cebollas medianas
  • 2 cucharadas de pasta de tomate
  • zumo de limón
  • aceite de oliva para freir
  • sal

Para la sopa:

  • 1 repollo (aprox. 300g)
  • 4 patatas medianas
  • sal, pimienta al gusto

Para servir (opcional):

  • salsa agria de yogur
  • pan de centeno

Preparación:

  1. Primero de todo ponemos a hervir la carne para preparar el caldo. Al mismo tiempo agregamos la sal y las hojas de laurel. Mientras que se cocine vamos quitando la espuma. Dejamos que la carne se cuece por completo.
  2. Me gusta hacer este paso desde el día anterior para poder dejar el caldo en la nevera y el día siguiente quitarle toda la grasa.
  3. Para preparar el sofrito rallamos la zanahoria y remolachas peladas en un rallador medio y cortamos la cebolla en cuadraditos.
  4. A fuego medio primero freímos la cebolla juntos con la zanahoria (unos 5 min) y después agregamos la remolacha.
  5. Un truco para que la sopa quede más roja es después de añadir la remolacha al sofrito aliñarla con jugo de limón.
  6. Para preparar la sopa ponemos a hervir aproximadamente 1 litro de agua y le añadimos el caldo (la sopa tradicional se hace solamente a base de caldo, pero prefiero hacerlo a mitad para que no salga tan grasosa).
  7. Primero lo que ponemos a hervir es la col cortada en media rodajas finas, y después de unos 5-10 min le agregamos la patata cortada en trocitos medianos.
  8. Por mientras separamos la carne del hueso, la cortamos a trocitos medianos y agregamos a la sopa.
  9. También agregamos el sofrito.
  10. Mezclamos todo muy bien, tapamos y dejamos a hervirse a fuego medio unos 5-7 min más. 

Se puede servirse enseguida, pero normalmente el borshch se pone aún mejor el día siguiente (creedme que vais a notar la diferencia).

Suele servirse con una cucharada de la salsa agria de yogur que podéis omitir o sustituirla por el queso fresco batido. El pan de centeno es otro atributo muy común para comer esa sopa.

También se puede añadirle pimienta negra si os gusta el picante o más zumo de limón (a mi me encanta). Además a la hora de servir podéis agregarle un huevo duro (si no quereis comer mucha carne por ejemplo).

¡Creedme que al menos una vez en la vida vale la pena probar el borshch!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *