Cheesecake saludable de requesón y chocolate

¿Ganas de algo dulce? ¡Prueba esa receta saludable de cheesecake de requesón y chocolate y disfruta de tu postre favorito sin remordimientos!


Si eres un amante de tarta de queso te recomiendo mucho a que pruebes esa receta de cheesecake saludable de requesón y chocolate porque es muy fácil de hacer y es una manera perfecta para disfrutar de tu postre favorito sin ningún daño a la figura, sino que al revés, con mucho provecho para tu salud, ya que se basa en alimentos reales y contiene los tres macronutrientes que necesitamos: la proteina, los carbohidratos complejos y grasas buenas.

Además hay que admitir que se ve muy apetitosa y seguro que la disfrutarás aún más que un postre tradicional.

Ingredientes:

  • 30g de copos de avena
  • 1 plátano maduro
  • canela
  • 1 tarrina de 125g de requesón 0%
  • stevia o cualquier otro endulzante al gusto
  • nibs de cacao
  • 1 cda de cacao puro
  • 1 cda de aceite de coco
  • 1 pizca de sal de Himalaya

Elaboración:

  1. Primero preparamos la base. Machacamos el plátano en un bowl guardando una parte para la decoración. Agregamos la avena y la canela y lo mezclamos bien.
  2. Puedes usar esa masa cruda o, como hice yo, hervirla con un poco de agua a fuego medio. Así te saldrá una especie de porridge espeso. Pero si te gusta la base más firme es mejor si la viertes en el molde donde montarás la cheesacake y la hornearás un poco o cocinarás al micro.
  3. Entonces, hemos preparado la base de alguna de esas formas y la tenemos dentro del molde donde seguiremos montando la tarta de queso (he usado el anillo de metal).
  4. Para el relleno, mezclamos el requesón con stevia y nibs de cacao (si el requesón tiene mucho líquido soltadlo).
  5. Vertemos la mezcla encima de la base.
  6. Para la cobertura, mezclamos el cacao con el aceite de coco, una pizca de sal de Himalaya y el endulzante que has escogido (he puesto 1 cucharita de azúcar de coco, pero podeis ponerle stevia también). Si ves que queda demasiado espeso, agrégale más aceite o un chorrito de leche.
  7. Vertemos la cobertura encima de la cheesecake y guardamos la tarta en la nevera. Si la preparas desde la noche anterior por la mañana solo te queda sacarla del molde y decorar con el plátano sobrante y nibs de cacao.

¿A qué mola desayunar uno de esos pastelitos entero? Mandadme vuestras fotos por Instagram si la hacéis y las compartiré en mis historias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *