¿Mantenerse en forma de vacaciones? / 5 TIPS

¡Por fin llegó el descanso tan esperado! Playa, helados, paellas, dormir hasta las 12, pero…  ¿Es posible mantenerse en forma de vacaciones?

Todos necesitamos una pausa para recargar las pilas de vez en cuando. Para muchos las vacaciones son un alivio cuando pueden hacer lo que les da la gana: dormir hasta muy tarde, comer cositas ricas que normalmente no se permiten y permitirse varios caprichos. ¡Está muy bien, que para esto existen las vacaciones!

¿Pero qué hacer si estamos en el régimen de perdida de peso y queremos más o menos mantenerse en forma para que todo nuestro esfuerzo anterior no sea en vano?

Este artículo va destinado a todas las personas que quieren mantenerse en línea durante las vacaciones. Os dejo 5 TIPS que me prepuse como meta para cumplir durante mis vacaciones y que me han funcionado perfectamente.


1. Moverse mucho

Creo es el consejo más importante que deberíamos seguir. Todo porque aunque muchos piensan que la mejor manera de descansar es tumbarse en el sofá y estar así todo el día en realidad es lo contrario.

No hay nada malo si necesitáis un día de relajo total sin hacer ninguna actividad física, si vuestro cuerpo de verdad os lo pide. Pero si estáis así de quietos por mucho tiempo os notaréis aún más cansados que antes. ¿Os ha pasado alguna vez?

Así que recordad que el movimiento es lo que nos da la energía. Por esto es importante activos, no simplemente para gastar las calorías, sino que también para sentirnos vivos y dar a nuestro organismo esta dosis de energía que necesita.

Hay varias maneras de estar más activos durante las vacaciones: 

A. Si os veis capaces podéis hacer rutinas cortas de ejercicios tipo HIIT.

Descargarlas previamente a vuestro móvil o ordenador y dedicar 10-15 minutos a día para realizar entrenamientos intensos. ¡Ya veréis que subido de adrenalina os va a dar!

Personalmente yo, opté por esta opción porque para mi entrenar ya es una costumbre y si no hago ejercicios durante mucho tiempo me siento incómoda, incluso me empieza doler la espalda. Así que decidí practicar rutinas de HIIT cuando podía – antes de desayunar, después de la playa o en cualquier otro momento cuando tenía un hueco. Obviamente no han sido los mejores rutinas de mi vida, pero como me gusta decir que el peor entrenamiento es el que no has hecho.

Además la otra ventaja de practicar ejercicios durante las vacaciones es que de esta manera mantenemos los músculos más o menos en su condición y así será más fácil volver a la rutina física de antes.

B. También podéis optar por varios juegos de deporte o actividades al aire libre.

Nadar, jugar volley, fútbol, bádminton y otros juegos os hará divertirse y aparte del movimiento os cargará de buenas vibras y emociones.

C. El modo más simple y accesible para estar en movimiento es caminar.

Caminar es un buen ejercicio en si que no requiere tanto esfuerzo y además nos permite descubrir lugares nuevos. Podéis pasear por la ciudad, por la playa o por el bosque – es una actividad que podemos realizar en cualquier zona. ¡Así que recordad de tener en vuestra maleta un par de zapatos cómodos y a caminar a todas partes!

También no os olvidéis del consejo mítico de subir las escaleras. Durante dos semanas de mis vacaciones n the usado ni una vez el ascensor y vivía en el tercer piso. Ahora contad de bajar y subir las escalares unas 3-4 veces al día. ¿Resulta un buen tramo, verdad?

Así que recordad que TODO SUMA y cualquier tipo de actividad física que hagamos es bueno, lo importante es el hecho de moverse.

Por cierto, también si dejamos el entrenamiento o no nos movemos lo suficiente durante las vacaciones puede  pasar que caigamos en una trampa y descuidemos nuestra alimentación, al pensar que “Bueno ya que ahora no hago el ejercicio, ya da igual que como”, pero tampoco es así.


2. Cuidar la alimentación

Seguramente que ya sabéis que buena alimentación es la clave principal para mantenerse en un peso saludable. Pero también seamos realistas, no voy a negar que de vacaciones todos nos permitimos unos caprichos: que sea un helado, una pizza, una cosita de mojito… o no una 😋

¡Es absolutamente normal! Todos somos seres humanos y necesitamos estos momentos, pero SIN PASARNOS. Un cosa es un día comer una paella, el otro día tomar una sangría y así probando cositas poco a poco y la otra cosa es convertir las vacaciones en una semana de cheat meal eterno desayunando donuts, almorzando pasta y cenando hamburguesas gordas. Recordad que los extremos no son buenos.

Así que os aconsejo que fuera de las comidas “especiales” intentéis a mantener la alimentación saludable: comer muchas frutas y verduras frescas que ahora en verano hay tanto, proteína, carbohidratos complejos y grasas saludables en su dosis adecuada. ¡Que de los alimentos sanos también se disfruta!

Además siempre hay opciones para escoger.

Por ejemplo, os alojáis en un hotel con el buffet incluido es una opción perfecta, ya que ofrecen comida para todos los gustos y podéis escoger lo que os sirve mejor.

Si os quedais en un apartamento también es mucho más fácil controlar la alimentación, ya que tenéis toda la libertad de prepararos los platos sanos que os gusten y a precio bajo.

Por lo último si os toca comer afuera, podéis pedir platos muy saludables y ricos como verduras salteadas, pescado o carne a la plancha etc.


3. Compartir la comida

Durante las vacaciones y viajes queremos conocer culturas y lugares nuevos, y una parte muy importante aquí es la gastronomía típica.

Un buen truco para degustar platos nuevos sin daño a la figura es compartirlos con alguien. De esa manera podéis probar más variedad de platos y con menos calorías, además siempre es mejor disfrutar de una comida rica compartiendo esta experiencia con alguien.


4. Dormir bien

Dormir bien es lo primordial para un buen descanso.

Pero seamos sinceros que de vacaciones también queremos salir de fiesta, a tomar unas copas o a bailar y cuando pasa esto ya no os digo a que hora volemos a la cama 🙈 Vale, es una otra manera de disfrutar de vuestro tiempo libre y está bien que lo disfrutéis. Pero intentad al menos recuperar no dormido por la noche durante el día. Aunque realmente no es lo mismo, pero aprovechad que podéis dormir hasta las 12 😉


5. Disfrutar a lo máximo 

Creo que es el consejo más grande que os puedo dar. Disfrutad de cada día, probad cosas nuevas y experiencias originales, salid de la rutina… ¡Hay muchísimas maneras de disfrutar del tiempo libre, de una manera moderada y divertida, así que a por ello!


A continuación os dejo el VLOG sobre el mismo tema, dejadme en los comentario cuál de los consejos vais a seguir 👇

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *