Mini cheesecakes veganos sin horno

¿Amantes de la tarta de queso por aquí? Hoy os propongo preparar estos mini cheesecakes veganos con tofu, crema de cacahuetes y mermelada saludable. ¡Y lo mejor de esta receta es que es sin horno y sin cocción!

Ingredientes:

Para 10-12 cups dependiendo del tamaño del molde que usáis.

Para la base:

  • 60 g de harina de avena o copos muy finos
  • 1 cda de cacao puro sin azúcar
  • 60g (2 cdas) de crema de cacahuetes crunchy (he usado la de Calconut)*
  • 60g de bebida vegetal
  • Puré de dátiles a gusto u otro edulcorante (opcional)

Para la crema:

  • 250-275g de tofu (1 pack de Mercadona)
  • 30 g de crema de cacahuetes natural* (1 cda)
  • 30g de aceite de coco derretido o suave (1 cda)
  • 2-3 cdas de puré de dátiles u otro edulcorante

Para la mermelada:

  • Una taza de fresas frescas o descongeladas
  • 2 cdas de chia (20g)

 Con mi código HEALTHYKATY tienes un 5% de descuento en todos los productos de Calconut

Preparación:

La base:

  1. Mezclar la harina o copos de avena con cacao.
  2. Agregar la crema de cacahuetes, la bebida vegetal y puré de dátiles y remover aplastando la masa para que se integren todos los ingredientes.
  3. La masa debe quedar bastante firme, pero si veis que es demasiado complicado manejarla podéis agregar una-dos cucharadas de bebida vegetal.
  4. Poner la base de los cheesecakes en los moldes (yo uso los de silicona porque que se desmoldan bien. Si usáis el de metal podéis usar bases de papel para cupcakes.
  5. Reservamos en el congelador mientras preparamos la crema.

La crema:

  1. Procesar todos los ingredientes hasta conseguir una crema: el tofu, la crema de cacahuetes, el aceite de coco y el puré de dátiles. Yo he usado el mini pimer.
  2. Vertemos una capa de crema encima de la base y de nuevo guardamos en el congelador.

La mermelada:

  1. Descongelamos bien las fresas y las machacamos en un puré.
  2. Agregamos las semillas chía.
  3. Para que sea más homogéneo podéis procesar la mezcla para que quede sin grumos.
  4. Ponemos una capa de mermelada encima de los cheesecakes y los guardamos en el congelador hasta que se pongan firmes.

Podéis guardarlos en el congelador y sacar unos 10 min antes de consumir.