Sopa crema de calabaza vegana con crumble de tofu

Una receta vegana de sopa crema de calabaza con original toque de crumble de tofu.

Para hacer esa sopa crema de calabaza me inspiré en la receta muy parecida, pero hecha a base de zanahoria, de Adriana del canal Balanceando la vida. De verdad no me apasionaba mucho hace la crema solo de zanahoria jeje, por esto decidí cambiarla por calabaza, ya que justo tenia una en casa, y cambiar un poco las especias a mi gusto.

Y para el toque crunchy (para mi es muy importante que haya ese elemento crujiente o algo para masticar aparte de la crema) preparé el crumble de tofu según la receta de Tere de @LasMariaCocinillas – una auténtica maravilla para agregar más proteína y un toque diferente a los platos.

Ambas recetas tienen muy pocos ingredientes y son muy fáciles de hacer, así que os recomiendo probarlas.

Ingredientes:

Para la sopa de calabaza:

  • 500g de calabaza cocida
  • 2 patatas grandes o 4 pequeñas
  • 0,5 litro – 1 litro de bebida vegetal preferida
  • 1 cucharilla de sal
  • 1 cucharilla de ajo molido
  • 1 cucharilla de cúrcuma
  • 1 cucharilla de jenjibre molido

Para el crumble de tofu:

  • 200 gramos de tofu fresco
  • 3 cucharadas de salsa de soja (mejor que sea baja en sal o la salsa tamari)
  • 1 cucharilla de mantequilla de almendras
  • 1 cucharilla de comino molido
  • 1 cucharilla de ajo en polvo
  • 1 cucharilla de pimiento rojo
  • 1 cucharita de aceite de oliva

Preparación:

Sopa crema de calabaza:

1. Es tan fácil como procesar todos los ingredientes hasta que no queden grumos. Podéis usar la licuadora de vaso, una batidora de mano o cualquier procesadora que tengáis en casa. Yo utilizo la Nutribullet y como no me cabe todo, proceso la mezcla en dos partes. Además no vierto toda la leche enseguida, sino que uso lo necesario para licuarlo bien y agrego el resto en el siguiente paso.

¡Ojo! Si también usáis una procesadora que tenga el vaso de plástico igual que la Nutribullet, ni se os ocurre licuar la mezcla caliente, tiene que estar fría.

2. A continuación vertemos la mezcla en una olla grande y la hervimos un poco. Aquí es cuando podemos agregar más leche para regular la consistencia. No hace falta hervirlo mucho, aún más ni siquiera es necesario, en verano podéis consumir esa crema fría. Pero al calentarla es más fácil de mezclarla con el resto de la leche y así estará lista para servir.

Crumble de tofu:

1. En un cuenco profundo troceamos el tofu con una cuchara, un tenedor o directamente con las manos hasta que sean unos trocitos pequeños.

2. Agregamos el resto de los ingredientes: comino, ajo en polvo, pimiento rojo (también quedaría bien con curry), aceite de oliva, salsa de soja y crema de almendras. Removemos bien para que todo el todo quedé cubierto con la mezcla.

3. Vertemos el tofu encima del papel para hornear y lo llevamos al horno precalentado a 180 grados por unos 20 min. Tenemos que removerlo de vez en cuando para que no se queme y lo sacamos cuando vemos que se hizo más duro y crujiente.


¡Ya veis que es súper fácil de hacer! Creo que cuesta más escribirlo en el texto que preparar jeje

Os recomiendo que miréis el vídeo que os dejé arriba porque allí encontraréis dos recetas más de cremas de verduras muy ricas que seguramente os van a encantar.

Si hacéis alguna de ellas recordad de mandarme alguna foto a mi Instagram @healthykaty.es para que lo comparte. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *